En este caso se trata de un diseño a dos tintas que se expande desde el centro hacia los límites del formato, imitando como un baile de partículas que revoletean.